martes, 16 de diciembre de 2008

Robert Capa y la polémica foto del miliciano

Se estrena este viernes La Sombra del Iceberg, documental que trata de arrojar algo de luz sobre alguna de las múltiples polémicas que hay en torno a la famosa foto del miliciano muerto en Cerro Muriano de Robert Capa.
Una de ellas gira en torno a la identidad del miliciano. El documental (realizado durante dos años de investigación) desmonta la teoría según la cual el miliciano se trataría de Federico Borrell García.
Otra de las polémicas versa sobre la propia autoría de la fotografía. Robert Capa era el seudónimo utilizado por André Friedman, pero también por su mujer Gerda Taro, por lo que cualquiera de los dos pudo haberla realizado.
Pero la más controvertida de todas es sobre su "veracidad", que se ha cuestionado mucho. Teniendo en cuenta las otras fotografías que componen la serie, la posición del fotógrafo entre el fuego cruzado, etc, se especula con que la imagen fuera simplemente una "puesta en escena", contradiciendo la versión oficial según la cual esta fotografía captó por primera vez en la historia el preciso instante de la muerte en plena batalla. De ser así, esta logradísima la "escenificación". Aunque hay otras teorías que reafirman su veracidad, también con datos forenses, como la posición encogida de los dedos de la mano izquierda, inusual en una persona que cae hacia atrás.






© Robert Capa

Al margen de polémicas, esta fotografía se convirtió en un símbolo. En el símbolo de la lucha contra el fascismo. E igualmente se convirtió en una de las imágenes mas importantes y conocidas de la historia de la fotografía. Y así continuara siendo, aunque siempre es interesante conocer los verdaderos detalles de la misma. Quizá los negativos, si es que todavía existen, puedan aclarar un poco más las cosas.

Dossier del documental

De cualquier forma,

“Si tus fotografías no son lo suficientemente buenas es por que no estás lo suficientemente cerca”

Robert Capa


1 comentario:

Sabi. dijo...

La primera vez que vi esta fotografía me quedé impresionada.
Sea ficticio o no, es una gran escenificación y símbolo, como tu has dicho, de la lucha.

Ojalá se consiga desentrañar sus misterios.

Saludos.

(La última cita es perfecta)